top of page

SIDE LYING RELEASE.

Con esta postura, buscamos realizar un estiramiento no sólo de los músculos del suelo pélvico, sino también de otros músculos profundos, el piramidal, los rotadores, aductores, iliotibiales y ligamento redondo, para crear más espacio en la pelvis.

Cómo nos dice su creadora la Dra. Carol Phillips D.C, “el peso de la pierna en la liberación lateral da un estiramiento a los músculos para provocar una respuesta de estiramiento y “hacer más espacio al bebé”.

Por lo tanto, es una técnica sencilla, pero es MUY IMPORTANTE REALIZARLA BIEN si queremos aprovechar sus ventajas.


¿Cómo se realiza esta técnica?


Es preferible que cuente siempre con la ayuda de otra persona, que le ayudará a mantener la postura correctamente. La embarazada empezará tumbándose sobre el lado en que se encuentre más cómoda, tiene que buscar una superficie dura y lo suficiente larga.

Empezamos observando que la cabeza esté bien alineada con el resto del cuerpo, para ello le colocaremos una almohada, evitando la inclinación de su cuello. El resto del cuerpo se colocará a unos 5cm del borde de la superficie donde se encuentre tumbada la embarazada, puede ayudarse de una silla para sujetarse con sus manos, y mantener más firme la postura. El ayudante estará de pie sujetando con sus manos la cresta iliaca de la embarazada para que no se venga hacia delante cuando la embarazada deje colgando la pierna superior, por fuera de la superficie en la que está tumbada.



Cuando se ha conseguido la correcta alineación de cabeza, cuello, y resto del cuerpo vigilando que ambos hombros se encuentren en la misma recta, al igual que ambas caderas, que no haya ninguna parte del cuerpo más avanzada que otra. Es entonces cuando la embarazada, elevará su pierna superior, y la dejará colgar por fuera de la superficie en la que se encuentra tumbada, siendo el peso propio de esta pierna la que hará que haya un sutil y suave estiramiento de esos músculos profundos de la pelvis, y del suelo pélvico.




¿Cuánto tiempo?


  • En el embarazo: La pierna debe colgar durante unos 2,5 minutos. En casos de presentación en podálica, se puede mantener hasta unos 20 minutos, pero este tiempo no es necesario para los bebés con la cabeza hacia abajo.

  • En el parto: Durante 3 contracciones o unos 10 minutos y luego cambia de lado durante otras 3 contracciones. Pero lo más importante es que sea el mismo tiempo de un lado que del otro. Estamos buscando crear una simetría en los tejidos blandos, por lo que no podemos sólo realizarlo en un lado y dejar el otro sin estirar, podría ser contraproducente. Un desequilibrio en el suelo pélvico tuerce el segmento inferior del. Esta asimetría puede dar lugar a malposiciones como una presentación de bebé posterior o de nalgas. Sin embargo, se asocia más a menudo con el bebé asinclítico, aquel cuya cabeza inclinada hace que el parto vaginal sea más complicado, alargando tiempos de evolución del trabajo de parto, lo que puede llegar a comprometer el bienestar fetal.

A veces se produce un descanso después de 2 contracciones y el útero deja de contraerse durante unos minutos o una hora. Verás que las contracciones son más regulares, ya sea inmediatamente o después del periodo de descanso. Si las contracciones se intensifican, pero luego vuelven a ser lentas, evalúa y soluciona el compromiso o el bloqueo del sacro, luego repite el SLR y observa el progreso del parto.


¿Cuándo se recomienda realizarla?


Durante el embarazo una o dos veces a la semana.


Si después de la semana 30-32 el bebé está de nalgas, se recomienda realizar esta técnica diariamente a partir de la semana 34.


Durante el trabajo de parto activo, se puede realizar durante unas 3 contracciones o durante 10 minutos. Cómo ya hemos visto,lo impórtate es que sea el mismo tiempo en cada lado. Realizar la técnica siempre de manera simétrica. También es muy importante realizarla, cuando la cabeza del bebé está en la pelvis.


Especialmente recurriremos a esta técnica cuando veamos asinclitismo no fisiológico, presentación posterior, presentación de nalgas, descenso fetal lento, y yo personalmente lo recomiendo cuando hay un patrón de dinámica irregular, o contracciones intensas, pero no hay progresión de parto.


A veces, a pesar de emplear oxitocina no se consigue una dinámica regular, y hay q interpretar lo que puede estar pasando en ese útero y con ese bebé.

En ocasiones puede ser que ese útero está intentando meter esa cabeza fetal sin éxito. Después de emplear esta técnica, se puede ver un período de descanso de contracciones o ya directamente un patrón de contracciones más regular.


¿Cuánto dura el efecto?


Ese alargamiento temporal que se consigue con este estiramiento pasivo de esos músculos pélvicos, dura entre 45 minutos y 2 horas. Por eso, durante el trabajo de parto se puede repetir cada 4h.

Recordar, que cómo he indicado más arriba, esta técnica durante el parto se debe emplear cuando la cabeza del bebé está dentro de la pelvis, así que el momento más idóneo para realizar este Side Lying Release es cuando el bebé está en un tercer plano de Hodge o en la station 0.


¿Cuándo no se recomienda realizar?


Si la embarazada no encuentra cómodo mantener esta postura, porque le duelan las caderas, tenga lesiones de espalda, no le veas segura en esta postura con riesgo de perder equilibrio y caerse. Y por supuesto si ves algún signo de alarma, como sangrado, dolor en la pelvis o en los hombros.

244 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page