top of page

Recomendaciones para aliviar el síndrome del ligamento redondo durante el embarazo.

El síndrome del ligamento redondo es un dolor relacionado con los cambios normales que ocurren a medida que el útero aumenta de tamaño durante el embarazo. El ligamento redondo suspende el útero en su lugar. A medida que el útero aumenta de tamaño y peso, estos ligamentos se vuelven largos y delgados y, a medida que se estiran, causan dolor.


  • ¿Qué es el Ligamento Redondo?


El ligamento redondo del útero es tejido conectivo fibromuscular, con aspecto de cuerda redonda con una longitud aproximada de 10-12 centímetros, que en algunas gestaciones, gracias a la impregnación de las hormonas, puede verse aumentada a unos 20cm. Parten de la cara superior y lateral del útero a la altura del cuerno uterino. Desde ahí, el ligamento redondo cruza la pelvis a través del anillo inguinal profundo que luego atraviesa el canal inguinal y luego ingresa a los labios mayores, donde termina con sus fibras mezclándose con el monte de Venus. Hay 2 ligamentos redondos, uno a cada lado del útero.


  • Dolor de ligamento redondo


Los ligamentos redondos del útero aumentan de diámetro y longitud durante el embarazo. Por lo general, el dolor de los ligamentos redondos es temporal, presentan un dolor pélvico y dolor lumbar que puede predominar más en el lado derecho porque el útero tiende a girar hacia la derecha, y se resuelve espontáneamente con el reposo. Suele aparecer en el segundo trimestre de gestación entre la semana 16 a la 20.


Una elongación o sobrestiramiento en movimientos bruscos o en cambios de posiciones realizados muy rápido por la embarazada, pueden ser la causa de la aparición de una contracción en el tejido muscular de este ligamento. Este espasmo irrita a las fibras nerviosas cercanas y provoca un agudo dolor abdominal en el embarazo, que suele durar unos pocos segundos o minutos. Es importante saber que no conlleva ningún riesgo para la vida del bebé.


  • Tratamiento conservador

  1. Aplicar calor. Las compresas tibias en el área pueden aliviar el dolor.

  2. El paracetamol es el analgésico más recetado durante el embarazo.

  3. El descanso durante el embarazo es uno de los mejores remedios para el dolor de los ligamentos redondos.

  4. Realizar movimientos suaves sin forzar posturas, se desaconsejan los movimientos bruscos para evitar el empeoramiento. Sujetarse la parte inferior del abdomen antes de estornudar, toser, reírse..

  5. Cuando se tumbe en la cama se recomienda colocar una almohada o cojín de lactancia, entre la tripa y el colchón para no sobre estirar uno de los ligamentos redondos.

  6. Se debe evitar estar de pie durante mucho tiempo y levantar objetos pesados, sin la adecuada alineación de la espalda.

  7. Mantener la espalda recta a la hora de coger pesos desde el suelo.

  8. No cruzar las piernas.

  9. NO usar zapatos de tacón


  • Ejercicios

Realizar ejercicios que mejoren el tono de la musculatura lumbar y pélvica:


1. Inclinaciones pélvicas:


A. Basculaciones pélvicas de pie o tumbadas cambiando de anterversión a retroversión


Anteversión
Retroversión

B. Puente sobre los hombros (pilates) Activando la musculatura abdominal y pélvica al subir y bajar el tronco): Tumbadas en decúbito supino, con las plantas de los pies apoyadas en el suelo y las rodillas apuntando al techo, los brazos a lo largo del cuerpo. Presionar la espalda al suelo para que desaparezca la curvatura lumbar y subir glúteo con espalda recta, bajar apoyando vértebra por vértebra al suelo.



C. Ejercicio de Gato/ Vaca ( yoga).




D. En DS flexión MMII sobre el fit ball.



E. Cuando descasen sentadas, elevar las piernas también ayudará a relajar esa zona.




Además pueden usar los cinturones de embarazo y auto masajes de esa zona buscando estiramientos de un lado y otro.

El ejercicio de estiramiento diario puede ser útil. Doblar y flexionar la articulación de la cadera puede reducir las sensaciones de tirón y la incomodidad del estiramiento.


  • Conclusiones

Una revisión Cochrane de 2008 se propuso evaluar los efectos de las intervenciones para prevenir y tratar el dolor de espalda y pélvico en el embarazo. No se encontraron estudios sobre su prevención. Sin embargo, los investigadores revisaron 8 ensayos, con 1305 participantes, que examinaron los efectos de diversos ejercicios específicos para el embarazo, programas de fisioterapia, acupuntura y almohadas especiales. Los investigadores descubrieron que los ejercicios de fortalecimiento específicamente adaptados, los regímenes de ejercicios de inclinación pélvica en posición sentada y la gimnasia acuática tenían efectos positivos. Además, la acupuntura parecía ser más eficaz que la fisioterapia.


  • Bibliografía

1. Chaudhry SR, Chaudhry K. Anatomy, Abdomen and Pelvis, Uterus Round Ligament. 2021 Jul 26. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan–. PMID: 29763145.

2. Nadia Huancahuari, Emergencies in Early Pregnancy, Emergency Medicine Clinics of North America, Volume 30, Issue 4,2012,Pages 837-847,ISSN 0733-8627,ISBN 781455758357,https://doi.org/10.1016/j.emc.2012.08.005.

3. Pennick V.E., Young G.: Interventions for preventing and treating pelvic and back pain in pregnancy. Cochrane Database Syst Rev 2007; CD001139

4. Malmqvist S., Kjaermann I., Andersen K., et. al.: Prevalence of low back and pelvic pain during pregnancy in a Norwegian population. J Manipulative Physiol Ther 2012; 35: pp. 272-278.


5336 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page